autoestima

PERSONAS VALIOSAS. EL BALANCE DE TU VALOR COMO PERSONA

Tú eres una personna valiosa y en todo momento tienes la facultad de elegir cómo quieres sentirte y cómo quieres hacer las cosas importantes de tu vida. Si hicieras un balance de todo aquello que puedes hacer o has podido hacer durante tu vida, y de todo lo que no has podido o no has sabido hacer; estoy seguro de que lo primero supera en número a lo segundo. Y además de forma abrumadora. Sin embargo, tendemos a potenciar y centrarnos en lo que no hemos podido o sabido hacer y, lo que es peor, tendemos a considerarlos como escollos insalvables.

Poder de elegir

Yo, no puedo patinar sobre hielo porqué no sé; jamás he tenido la curiosidad de saber. Es una habilidad que jamás he desarrollado. Sin embargo, lo afirmo con toda convicción, practicando y bajo la supervisión de una persona experta o hábil en patinaje sobre hielo, acabaría, mejor o peor, sabiendo defenderme. Aunque sólo sea aumentar el intervalo de tiempo entre caída y caída. Sabría más de lo que ahora sé. Por lo tanto, toda capacidad o habilidad que ahora mismo no tienes, la puedes aprender.

 

CÉNTRATE EN TUS CUALIDADES POSITIVAS

Tus cualidades positivas son tu tesoro. Puesto que hemos acordado que tienes más cualidades positivas que negativas o limitantes, si te centras en ellas de una forma consciente y te esfuerzas en mejorarlas, vas a ganar suficiente confianza como para afrontar aquello que ahora te desagrada, de una forma más efectiva. Entiéndase que se trata de cosas que, si bien pueden desagradarte, son necesarias para tu desarrollo personal o profesional. Puede que te desagrade tratar personalmente con clientes, sin embargo, necesitas hacerlo bien para crecer profesionalmente. Si acentúas tus otras habilidades, las que ya tienes, vas a ganar confianza en el sentido de creer que puedes atender a clientes de forma efectiva.

manifestar_deseos

LO QUE HACES MUY BIEN AHORA

¿Qué es lo que, ahora, haces muy bien o en lo que te defiendes de forma aceptable? Muchas personas, cuando les hago esta pregunta, permanecen en silencio un buen rato hasta que encuentran las palabras adecuadas para contestar. Esto pasa porque tiendes a pasar por alto muchas cosas que haces bien y no las valoras. Las das por contado o bien las haces de forma casi instintiva. Tal vez no eres consciente de que eres una persona amable y responsable aunque cada día ayudas a quienes están cerca de ti y cumples con tus obligaciones sin escatimar esfuerzos. También puede pasar que identifiques ciertas cosas que haces bien con episodios negativos o tristes de tu vida. Por ejemplo, siempre me he esforzado por ser un buen profesor porque cuando iba al colegio tuve que soportar a malos profesores en muchas ocasiones.

LA FALSA MODESTIA

Puede que, a veces, la modestia, o la falsa modestia, no nos deje ver algunos aspectos positivos de nuestra vida. Es como si voluntariamente estuvieramos encerrados en una caja de cartón o en un armario, alejados de la realidad. Aunque me inclino por pensar que, más que modestia se trata de una jugarreta del ego, en el sentido de que te hace sentir mal cuando eres consciente de que posees algún mérito o habilidad. Es como si el ego te gritara que cuando te sientes bien porque eres consciente de que haces bien algo, aquello formase parte de una experiencia irreal; como si estuvieses haciendo el ridículo o bien como si estuvieras alejado del sentido común más básico.

zona de confort

NO TENER EN CUENTA LO QUE LOS DEMÁS DICEN O PIENSAN DE TI

También sucede que tendemos a tener muy en cuenta lo que los demás piensan o dicen de nosotros como si fueran verdades inapelables. O bien, cuando te comparas con otras personas que crees “más hábiles”; “más guapas” o “más cualquier cosa que se te ocurra” En ambos casos estamos muy centrados en nuestros supuestos aspectos negativos y no vemos más allá de ellos. Ves la vida con el filtro distorsionador de “yo soy muy poca cosa y los demás todos son superiores”. Esto es una falsedad. Es confundir el mapa con el territorio; una percepción personal con la realidad.

ERES UNA PERSONA ÚNICA

Tú, aunque no lo sepas, eres una persona única. Piensa ¿qué te hace único/a? Céntrate en todas las ocasiones en que vas a tener que desarrollar aquello que sabes hacer; en todas las oportunidades de reivindicarte como un ser único. Incluso, puede que lo que ahora es una debilidad se puede convertir en una de tus grandes fortalezas. ¡Cuántos grandes conferenciantes vienen de sentir pánico de hablar en público! Tú puedes convertir una desventaja en una ventaja muy grande. Sólo tienes que pagar el precio para ello. Eres único/a cada vez que te distingues de la masa de la gente; cada vez que te expresas tal como eres genuinamente.

Eres una persona única

YA ERES LO BASTANTE BUENO AHORA

Un principio fundamental del coaching dice que tú, ahora mismo, ya eres lo bastante bueno en lo que desees. Esto es así porqué en coaching partimos de la base de que todos tenemos recursos inexplorados o infrautilizados con los que eres capaz de lograr excelentes resultados. Por lo tanto, piensa cómo haces todo lo que haces bien. No hace falta que sean grandes cosas. Seguro que tu vida está plagada de logros, pequeños o grandes. Si tienes 30 años, llevas tres décadas obteniendo buenos resultados. Si tienes 60, llevas seis décadas obteniendo buenos resultados. En ambos casos eres un/a experto/a.

¿No me crees? Tú eres una persona valiosa; más de lo que puedas creer o sospechar. Seguro que en algún momento superaste tu educación obligatoria o superior; que en algún momento empezaste e trabajar y aprendiste muchas cosas relacionadas con tu trabajo; que en algún momento te obtuviste tu permiso de conducir automóviles o motocicletas. ¿Sigo? Coge papel y lápiz y haz una lista de tus logros o de lo que crees que puedes hacer. Seguro que te sorprendes por lo larga que resultará tu lista.

Vencer tus creencias limitantes

¿CUÁLES SON TUS COMPETENCIAS?

Hasta ahora te he hablado de conocimientos o destrezas, pero ahora quiero hacer hincapié en las habilidades o competencias, es decir no tanto a lo que haces bien sino a cómo lo haces para que esté bien. Yo te puedo hacer una disertación sobre qué es una tortilla a la española pero si intento hacer alguna, mi baja competencia en ello creará vergüenza ajena en quién vea el resultado de mi poca competencia haciéndola.

Tú eres único

En resumen, lo sepas o no, siempre tienes un balance positivo de cosas que sí funcionan en tu vida. Tus habilidades y tus destrezas son más que las cosas que crees que no haces bien. Sería completamente distorsionado de la realidad, pensar que somos personas con grandes carencias cuando lo que nos pasa es que, simpleente hemos de trabajar y cultivar ciertas habilidades. A no ser que tengas un importante déficit cognitivo, siempre vas a poder desarrollar las habilidades y destrezas que ahora te faltan.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.