LA IDENTIDAD DE EMPRESA

Antes de hablar de imagen corporatva, es preciso saber que tú, yo o una empresa tenemos una identidad. Somos sujetos que actuamos en una realidad a partir de un conjunto de atributos y valores. Ambos tenemos una personalidad más o menos bien definida. Esta personalidad nos afecta desde nuestro pasado, pasando por nuestro presente y nos proyecta hacia el futuro. Esta personalidad es nuestra razón de ser, nuestra conciencia de ser. Pues bien, esta sencilla argumentación puede extrapolarse al mundo o la realidad de las empresas. Cada empresa tiene una personalidad, una razón de ser. Esta identidad no es algo estático, sino que se desarrolla a través del tiempo

evolucion marca apple

 

CULTURA DE EMPRESA

La identidad de una empresa genera una cultura de empresa propia. Esta cultura de empresa es su factor diferenciador respeto de su mercado y lo que le imprime diferenciación. Diferenciación, en un contexto de globalización, equivale a posicionamiento, y éste se lleva a cabo mediante una estrategia de identidad muy estudiada.

coca cola

 

COMUNICACIÓN Y ESTADO DE OPINIÓN

Según la teoría de la comunicación, un sujeto por el solo hecho de existir, genera comunicación, aunque ésta sea a través del silencio. Pues bien, toda empresa, lo quiera o no, genera comunicación. Ésta puede ser de carácter verbal o no contener intención alguna, pero deviene comunicación al fin al cabo. Y esta comunicación no cae en saco roto, sino que impregna la percepción del público provocando en él un determinado registro subconsciente acerca de una determinada empresa. ¿Cuál es el resultado de este proceso de comunicación? Pues que el público se forma una opinión, acertada o no, de una empresa o institución.

 

bmw

 

IMAGEN CORPORATIVA

La imagen corporativa no se refiere tanto a aquello que la empresa hace por su imagen en su labor diaria como al hecho objetivo de que es percibida por el público mediante un determinado registro mental. Es aquí donde cobra pleno sentido un programa de identidad corporativa que incida tanto en la imagen como en la identidad de la empresa. Este tipo de programas actúan como un catalizador para afirmar y potenciar a una empresa en aquellos aspectos susceptibles de un cambio. Un cambio que la expanda y la haga más competitiva.  Es una labor que, empezando en la propia empresa, logra la complicidad del público.

 

He aquí, para acabar, una reflexión al respecto de Tom Peters:

Una permanente atención y sensibilidad por el diseño es el principal elemento para crear una cultura vibrante que conecte con los empleados, los proveedores, los consumidores y la sociedad, en la búsqueda de una causa empresarial por la que merezca la pena -de verdad- comprometerse»

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.