introspeccion

LA INTROSPECCIÓN PARA SABER CUÁL ES EL CAMINO A SEGUIR

La introspección es fundamental para conocernos. Tan importante como saber quiénes somos es el hecho de saber cuál es nuestra pasión en la vida, es decir, aquella actividad que mayor satisfacción y felicidad nos puede aportar.

La introspección la podemos aplicar a muchas finalidades. Una de las más recomendables es utilizarla cuando estamos buscando cuál es nuestra pasión; aquello sobre lo cual nos gustaría emprender y convertir en una experiencia profesional satisfactoria. En este caso, el proceso de introspección es más concreto y elaborado que cuando lo hacemos de una forma genérica y con la única finalidad de mejorar en algunos aspectos de nuestra personalidad que pueden ser importantes para nuestra autoestima.

 

la introspección

1.        Busca un espacio de tiempo diario para practicar la introspección.

Instaura un momento de paz para ello de, como mínimo, 20 minutos. En un primer momento, relájate y concéntrate en aquello que quieras solucionar. Cree que tú tienes la solución a tu alcance; que el Universo o Dios, así lo ha dispuesto desde siempre. No tienes otra opción que la de que todo te salga bien. El éxito y la victoria son tus únicas opciones. Vive ahora las emociones y sensaciones que experimentarás cuando las cosas sean como tú deseas. Sé ya lo que deseas ser. Al finalizar el tiempo de reflexión, escribe lo más destacado que recuerdes que te ha inspirado tu vez interior: pensamientos, sensaciones, sueños, inquietudes, esperanzas, etc.

 

2.       Céntrate en todos los aspectos de tu vida que creas que pueden mejorar; que es preciso y urgente que mejoren.

Pregúntate ¿olvido a menudo mis cualidades o mis habilidades? ¿Soy excesivamente crítico conmigo? Procura hacer acopio de todo lo bueno que detectes en tu interior. ¿Cuáles son tus valores? ¿Cómo los puedo integrar a mis sueños y objetivos?

 

la introspección

3.       Pon el foco de atención en quién eres, qué eres.

Céntrate, a continuación, en qué quieres y, muy importante, para qué lo quieres. Invierte el tiempo necesario en resolver porque quieres lo que quieres. Cuáles son tus razones para desear el sueño que deseas. Cuando esto lo tengas claro, despreocúpate completamente de “cómo lo vas a conseguir”. Esto no debe de importarte lo más mínimo.

 

4.       Busca personas que sean o tengan lo que tú deseas tener o ser dentro de un tiempo.

Estúdialas, analízalas. ¿Qué hacen? ¿Cómo lo hacen? ¿Qué habilidades y conocimientos han tenido que adquirir y dominar? ¿Qué valores tienen y que son evidentes en su hacer cotidiano?

 

5.       Concreta tu sueño.

¿Hacia dónde voy? ¿Por qué etapas es preciso que pase? ¿Qué es lo que realmente quiero conseguir? ¿Qué haría si supiera que voy a tener éxito? ¿Cómo deseo que sea mi vida dentro de un año?

 

la introspeccion

6.       Concreta tu misión.

¿Cuál es tu razón de vivir? ¿Qué te gustaría que se recordara de ti? ¿Qué crees que debes de hacer para que, al final, tu vida haya valido la pena de ser vivida?

 

7.       ¿Cuáles son tus valores?

¿A qué aspectos doy prioridad en mi vida? ¿Cuál es la razón última por la que quiero lo que quiero? ¿Qué me motiva de una forma inequívoca? ¿Qué considero lo mejor de la vida?

 

8.       ¿Cuál es tu pasión?

¿Con qué actividades realmente te emocionas y pierdes la noción del tiempo? ¿Qué harías si no necesitaras ganarte la vida y tuvieras tus necesidades ampliamente cubiertas? ¿Conoces algún tipo de actividad te permite ser tú mismo de una forma muy auténtica? ¿Te conecta con tu yo auténtico y te permite ser tú mismo?

 

¿Te ha gustado este contenido? ¿Crees que ha sido de utilidad para tí? Por favor compártelo, tal vez otras muchas personas estarían intreresadas en leerlo. Gracias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.