Creencias autolimitadoras

CUESTIONAR TUS CREENCIAS AUTOLIMITADORAS

Las creencias autolimitadoras están muy presentes en las situaciones que nos paralizan y nos impiden avanzar. Una de las consecuencias que se derivan de la práctica diaria del coaching durante años, es que uno aprende a hacer buenas preguntas. Una buena pregunta puede servir para que el cliente exprese una información valiosa para su proceso de coaching. Pero también se pueden utilizar las buenas preguntas para cuestionar creencias autolimitantes de los clientes. Éstos muchas veces no son conscientes de que se limitan mucho las opciones con lo que piensan.

Creencias autolimitadoras

7 CREENCIAS QUE DEBES DE CORREGIR

Las creencias limitadoras obedecen a ciertos patrones que los clientes pueden presentar, a saber:

1. Opiniones con poca base.

Se expresa una opinión como si fuera un hecho incontrovertible. Estas opiniones están basadas en creencias que no tienen por qué ser verdaderas. Sin embargo, muchas personas procesan su realidad a partir de estas gafas que distorsionan el mundo. También puede ocurrir que se expresen opiniones que son de otra y a las cuales se les concede categoría de ciertas. El coach debe de arrojar luz sobre este tipo de opiniones para que el cliente pueda adoptar una perspectiva más real.

2. Generalizaciones.

No es infrecuente que alguien generalice una creencia sólo en base a unas pocas experiencias o datos. Es decir que se da por sentado que las cosas son de un modo cuando en realidad pueden ser de un modo completamente distinto. Se expresan generalizaciones con palabras como “siempre”, “todos”, “nunca” o “nadie” entre otras. “Nunca me salen bien las cosas”, es una generalización. ¿Nunca? ¿Cuántas veces representan “nunca”?

Creencias autolimitadoras

3. Presunciones sin ninguna base o con muy poca.

En estos casos, las personas dan por supuesto que la causa de un problema es una y no otra. Puede que las presunciones tengan una parte de ciertas pero no constituyen la totalidad de los hechos. Por ejemplo: “¡Hasta cuándo voy a estar soportando a mi jefe!” Se presupone qué sólo tenemos una opción que es soportar en contra de nuestra voluntad.

El coach debe de arrojar luz sobre este tipo de opiniones para que el cliente pueda adoptar una perspectiva más real.

4. Lectura de la mente.

Es un tipo de presunciones que implican que interpretamos el comportamiento o las palabras de otra persona como si sólo tuvieran un único sentido, el que le damos. Una variación de la lectura de la mente es cuando presupones que las otras personas deben de interpretar de tal o cual manera tus intenciones. Es decir, que deben de adivinar qué piensas y cómo quieres que actúen.

Creencias autolimitadoras

5. Ejercer presión.

Se trata de palabras que ejercen cierta presión para que hagamos o dejemos de hacer algo. Por ejemplo: “Podría esforzarme más”, o bien “Debería de hacer este trabajo” En coaching nos cuestionamos qué sucedería si no obedeces a esta presión. La presencia de presión en tu diálogo interior es un efecto de tus creencias autolimitadoras.

6. Utilizar la conjunción adversativa “pero”.

Se utiliza para contradecir o matizar una afirmación que has hecho con anterioridad. “Estoy contento con mi nuevo trabajo, pero …” En coaching podemos jugar con el orden de las fos frases que están separadas con pero. Por ejemplo, en vez de decir “cambiaré este hábito autolimitante pero será difícil”, di “Será difícil pero cambiaré este hábito autolimitante”.

En coaching nos cuestionamos qué sucedería si no obedeces a esta presión.

7. Atribuir significados.

En ocasiones das un sentido a un hecho que no tiene por qué ser verdad. Si alguien no te llama por teléfono, piensas que no le importas o que, llevando el tema al extremos, nadie quiere relacionarse contigo. Tenemos el hábito de extraer significados de nuestras experiencias y éstas, a veces, están influenciadas por determinados aspectos de nuestra personalidad. Dicho de otro modo, lo que expresamos como significado puede no ser cierto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.